Historia de los líderes de Angola

António Agostinho Neto Kilamba, primer presidente de Angola

Reconocido cómo el primer presidente angoleño después de la época colonial y presidente del Movimiento popular de liberación de Angola (MPLA).

Nació el 17 de septiembre de 1922 en Kaxikane. Hijo de un pastor metodista, Agostinho Neto pasó sus primeros en años en Angola hasta que decidió estudiar medicina en Portugal, donde dedico sus esfuerzos al estudio y difusión mediática de la cultura y tradiciones angoleñas mediante poemas y su participación en movimientos nacionalistas cómo el MPLA, unión del partido Comunista Angolano (PCA) y el Movimiento por la independencia Nacional de Angola (MINA), del que más tarde sería su líder.

Después de finalizar sus estudios de medicina, Agostinho Neto vuelve a su tierra natal. Sin embargo, al ser considerado opositor del colonialismo, es condenado a prisión en 1960. Su encarcelamiento duro dos años hasta que finalmente consiguió escapar, retirándose a Marruecos, desde donde dirigió el MPLA, en aquel entonces, considerado un movimiento anticolonialista de ideología marxista.

En 1974, la Revolución de los claveles en Lisboa pone fin al colonialismo portugués, acabando con la dictadura de Oliveira Salazar y devolviendo su independencia a todas las colonias portuguesas. Mientras, en Angola se proclama la independencia para el 11 de noviembre de 1975, ya con los portugueses fuera del tablero y sin ánimos de elegir a los nuevos líderes angolanos de manera oficial.

Después del fin del colonialismo, los tres principales partidos que se disputaban el gobierno de Angola comienzan las negociaciones. El FNLA, con el respaldo de Estados Unidos y Francia, UNITA, dirigido por Jonás Savimbi, recibió el apoyo inicial de China y más tarde de Sudáfrica, y el MPLA, que era arropado por la Unión Soviética. Cómo representante del MPLA, Agostinho Neto firmó los acuerdos de Alvor, que confirman la elección oficial de un gobierno de transición para el 31 de enero.

El 14 de agosto, el gobierno provisional cae dando paso a una de las guerra más largas y duras de África, la guerra civil angoleña. Disputada por los tres principales partidos, que controlan diferentes partes de la región, siendo la capital, Luanda, ocupada por el MPLA.

Aún en guerra, el 10 de noviembre Agostinho Neto obtiene la presidencia. Al día siguiente, Portugal ofrece la independencia definitiva a Angola, curiosamente, no se la otorga a ningún gobierno, si no al pueblo de Angola.

El MPLA consiguió un importante reconocimiento internacional durante la época, aunque la contienda fuera a tres bandas. Mientras tanto, la posesión de la Luanda por parte del MPLA hace que Agostinho tome el mando del estado, con el apoyo financiero de la Unión Soviética y el apoyo del gobierno Cubano, que envío apoyo militar al partido. António Agostinho Neto Kilamba muere el 10 de septiembre de 1979 en Moscú, donde fue trasladado para ser tratado de una grave enfermedad. José Eduardo Dos Santos le sucederá en el cargo como secretario general del MPLA.

Joao matos baptista

Orden Agostinho Neto

Con el mismo nombre del líder independentista, la Orden Agostinho Neto es una de las mayores condecoraciones que otorga el gobierno de Angola. Lleva su nombre en honor a António Agostinho Neto Kilamba, primer presidente del país y héroe nacional para el pueblo de Angola. Es concedida tanto a nacional cómo extranjeros, sin embargo, se les suele otorgar a personalidades del gobierno y jefes de estado.

Entre las personalidades de renombre que se les ha otorgado esta condecoración están José Eduardo Dos Santos, sucesor de Agostinho Neto y actual presidente de Angola, Fidel Castro, gracias al apoyo prestado al MPLA durante la guerra civil, e incluso el premio nobel de la paz y expresidente de Sudáfrica, Nelson Mandela.

Joao matos baptista

José Eduardo Dos Santos, presidente de Angola

José Eduardo Dos Santos es el presidente de Angola desde 1979. Es también comandante en jefe del Fuerzas Armadas de Angola y presidente del MPLA (Movimiento popular para la liberación de Angola), partido que gobierna desde la misma fecha.

Militante del MPLA desde los 18 años, José Eduardo Dos Santos hacia las labores de transmisor de radio para el movimiento, ascendiendo rápidamente cómo jefe del servicio de telecomunicaciones.

Más tarde represento al partido en Yugoslavia, República del Congo y China, antes de su elección como miembro del comité central del MPLA. Le nombraron coordinador del Departamento Exterior del MPLA para representar el movimiento revolucionario promoviendo la causa por varias capitales africanas. Su objetivo era reclamar la independencia del país presionando a Portugal.

Mientras desempeñaba su actividad en el MPLA, el futuro presidente consiguió varios logros promoviendo el desarrollo cultural, educativo e industrial del país, destrozado por la reciente guerra, lo que supuso su elección cómo ministro en 1978.

Después de la muerte del presidente Agostinho Neto, Dos Santos logró la presidencia hasta 1992, cuando UNITA y MPLA lograron la paz proclamando elecciones. Dos Santos gano por mayoría, aunque la oposición discrepó argumentando un fraude por parte del MPLA, lo que provocó el fin de la paz. Desde su elección, José Eduardo Dos santos tuvo que lidiar con la guerra que estaba en curso intentando alcanzar un nuevo proceso de paz que pusiera fin al conflicto y contentará a ambas partes, las dos apoyadas por potencias extranjeras. Las propuestas del presidente Dos Santos condujeron a la nación hacia un período de transición que tenía cómo máximo objetivo la apertura de un sistema político democrático, abandonando el comunismo marxista que había caracterizado al partido para lograr una economía de mercado capaz de competir con las grandes potencias. Esto sería posible más adelante gracias a la enorme cantidad de recursos naturales y minerales que alberga el país.

Ya en el año 2002, los dos grandes partidos logran alcanzar una tregua que pone fin al conflicto, lograda gracias a la caída en combate del líder de la UNITA, Jonás Savimbi. La muerte de Savimbi supuso el fin definitivo del conflicto y el cese en armas de los dos partidos, el MPLA se hizo con el control del país mientras que la UNITA se declaró oficialmente un partido político de la oposición, aunque la imagen de este último resulto muy dañada por las sangrientas acciones cometidas por su difunto líder durante la guerra. Después de alcanzar la presidencia y de lograr la paz definitiva, el presidente tuvo que lidiar con un problema mayor, la reconstrucción de toda la infraestructura del país, destruida casi en su totalidad durante el reciente conflicto.

El principal problema que tuvo que afrontar el gobierno durante los principios de la democracia, fue la enorme crisis humanitaria que estaba atravesando todo el país. Producida principalmente por la enorme cantidad de campos de minas que todavía seguían activos en todo el país y las luchas de guerrilleros independentistas en el Enclave de Cabinda, apoyados por tropas congoleñas.

Sin embargo, la parte más complicada era reconstruir la dinamitada infraestructura. Para tamaña labor, el presidente Dos Santos comenzó un enorme proceso de reconstrucción nacional, orientada en un principio a la reconstrucción de la industria y la construcción de nuevas viviendas para alojar a la población más desfavorecida.

Gracias a la enorme riqueza natural del país y la inversión de miles de empresas que se vieron atraídas por la emergente economía angoleña, la infraestructura general y las ciudades comenzaron un brutal proceso de reconstrucción, haciendo que Angola sea a día de hoy uno de los países con mayor tasa de crecimiento económico.

Joao matos baptista

Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA)

Fundado en 1956, es un movimiento independentista de origen marxista. El MPLA fue unos de los partidos que lucharon contra el colonialismo Portugués en la guerra de independencia de 1961. Más tarde también combatiría contra el FNLA y la UNITA durante el proceso de descolonización de 1974.

El MPLA lleva gobernando Angola desde 1975 en un régimen multipartidista después de la guerra. Aunque se declaraba marxista-leninista en un principio, el partido cambio su ideología en 1990, entrando en la liga de partidos socialdemócratas, Internacional Socialista.

Su fundación se produce en 1956 mediante la unión del Partido Comunista Angolano (PCA) y el Partido de la Lucha Unida de los Africanos de Angola (PLUA). Posteriormente se unirían otros movimientos independentistas, formando el Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), cuyo líder sería Agostinho Neto, que más tarde se convertiría en el primer presidente de Angola.

Después del fin del colonialismo portugués durante 1974, se anuncian las primeras elecciones para el año siguiente. Sin embargo, la discrepancia de otros partidos por los resultados de las elecciones, que favorecían claramente a Neto provocaron una segunda ola de violencia, quedando el país dividido entre el MPLA, que tenía Luanda cómo bastión, el FNLA y la UNITA.

Más tarde caería el FNLA gracias al apoyo de los cubanos, mientras que la UNITA alargaría el conflicto gracias al apoyo de Sudáfrica y del apartheid. En 2002 el conflicto llegó finalmente a su desenlace, con la muerte del líder de la UNITA Jonas Savimbi, asesinado durante una emboscada por las fuerzas del ejército angoleño. Después de la caída en combate de su líder, la UNITA abandona las armas y se declara oficialmente un alto el fuego. Los dos partidos supervivientes comienzan el desarme y se formalizan finalmente cómo partidos políticos. Consolidando al MPLA cómo partido dominante, y su líder, José Eduardo dos Santos cómo Presidente del país.

Joao matos baptista
Compartir en facebook Compartir en twitter

El general Joao Baptista Matos nos muestra las maravillas de Angola, una tierra rica en tradiciones, cultura y naturaleza. Conoce las historias más increíbles de Angola gracias a Joao Baptista Matos.